13

Howard Hughes

Scroll
to explore
El siderógrafo Longines permitía a los pilotos navegar usando las estrellas. Este modelo estaba en el avión de Howard Hughes durante su vuelo alrededor del mundo, que batió un récord en julio de 1938.
El Lockheed Model 14-N2 Super Electra de Howard Hughes llega al aeródromo de Floyd Bennett, Long Island, Nueva York, el 14 de julio de 1938 a las 14:34
1905-1976
En julio de 1938, el hombre más rápido en el aire tardó solo 3 días, 19 horas y 14 minutos en dar la vuelta al mundo en su Lockheed Super Electra: Howard Hughes batió el récord anterior por casi cuatro días. Cuando Hughes y su tripulación se detuvieron para llenar su avión de gasolina en el aeropuerto de Le Bourget, cerca de París, Longines en Suiza recibió el siguiente telegrama de su filial francesa: "Avión de Howard Hughes equipado exclusivamente con cronógrafos y cronómetros de aviación Longines". Hughes finalmente llegó al Campo Floyd Bennett cerca de Nueva York, después de volar una distancia de 23 818 km alrededor del hemisferio norte.

Los relojes en el Lockheed de Hughes eran herramientas esenciales. El siderógrafo de Longines, inventado en 1938 para facilitar la navegación en la aviación de alta velocidad, no mostraba la hora civil habitual, sino la hora sideral en ángulos de horas, minutos y arcos de minutos. El tiempo sideral mide la rotación de la tierra en relación con las estrellas, no con el sol, lo que permitía al navegante determinar la posición de un avión por la noche o sobre el mar, antes de la era de los modernos instrumentos de GPS. Longines equipó el siderógrafo con el movimiento más preciso fabricado en la época, y lo colocó en una caja de aluminio resistente al calor. Este material se adaptaba perfectamente a la aviación por su ligereza y su carácter antimagnético.
Howard Hughes era un aviador entusiasta y construyó aviones en su propia compañía (Hughes Aircraft). El 13 de septiembre de 1935, Hughes estableció el récord de velocidad de un avión terrestre con 566 km/h en su elegante H-1-Racer en California. Se trató de la última vez en la historia que el récord mundial de velocidad aérea se estableció en un avión construido por un particular. Un año y medio después, el 19 de enero de 1937, Hughes tardó 7 horas, 28 minutos y 25 segundos en volar sin escalas de Los Ángeles a Newark, para establecer un nuevo récord de velocidad aérea transcontinental. Su velocidad media durante el vuelo fue de unos impresionantes 518 km/h.

Howard Hughes se encontró solo desde muy joven: su padre murió cuando tenía 18 años y su madre cuando tenía 16. En 1925, el joven Hughes heredó la compañía de su padre, una empresa de fabricación de perforadoras para la industria petrolera. En los años siguientes, Hughes logró multiplicar la fortuna familiar con sus aventuras empresariales y sus inversiones: como productor de películas y empresario en aviación, aerolíneas, electrónica, medios de comunicación, manufactura, bienes raíces y perforación petrolera. Fue uno de los hombres más ricos de su época y donó gran parte de su fortuna a causas filantrópicas en el ámbito de la salud y la investigación médica. Más tarde, Hughes se hizo conocido por su comportamiento excéntrico y su estilo de vida solitario. La estrella de Hollywood y amiga de toda la vida Ava Gardner describió al exitoso aviador en su autobiografía como "dolorosamente tímido, completamente enigmático y más excéntrico... que nadie que haya conocido".
1905
24 de diciembre: Howard Hughes nace en el condado de Harris, Texas, EE. UU.
1930
15 de noviembre: Hughes produce y estrena la película de guerra de la aviación Los ángeles del infierno, una de las primeras películas de acción sonora. Se utilizaron más de cien aviones durante el rodaje.
1935
13 de septiembre: volando con su avión H-1, Hughes estableció el récord de velocidad aérea para un avión terrestre con 566 km/h en su recorrido de prueba cerca de Santa Ana, California.
1937
19 de enero: Hughes batió su propio récord de velocidad en los vuelos transcontinentales de EE. UU. Despegó en Burbank, California, y aterrizó 7 horas, 28 minutos y 25 segundos después en Newark, Nueva Jersey. Alcanzó una velocidad media de 518 km/h.
1938
14 de julio: Howard Hughes estableció un nuevo récord de velocidad al dar la vuelta al mundo en su Lockheed 14 N Super Electra en 3 días, 19 horas y 14 minutos.
The Longines Siderograph enabled pilots to navigate using the stars. This model was in Howard Hughes’ aircraft during his record-breaking around-the-world flight in July 1938.
Howard Hughes en un avión Northrop Gamma en el aeropuerto de Newark, Nueva Jersey, el 14 de enero de 1936.

Summary