21

Malcolm y Donald Campbell

Scroll
to explore
Superar lo establecido fue el desafío que muchos pioneros se propusieron. Ir aún más rápido era el objetivo de la familia Campbell. Malcolm y su hijo Donald pasaron sus vidas intentando establecer el récord de velocidad, equipados con sus fiables cronómetros Longines.
El equipo de cronometraje de Longines con el Longines Chronocinégines, lago Eyre Australia, 1963.
1885-1948
1921-1967
En los años 20 y 30, Malcolm Campbell batió 13 récords de velocidad en tierra (LSR, por sus siglas en inglés) y en agua (WSR, por sus siglas en inglés). En los años 50 y 60, su hijo, Donald, establecería otros 9. Estos fueron los puntos culminantes de una saga familiar cuyos protagonistas hicieron innumerables intentos por alcanzar velocidades aún más rápidas. Algunos no tuvieron éxito, otros trajeron la gloria y otros fueron totalmente peligrosos. Estos intentos de récord de tierra y agua se realizaron en vehículos futuristas y de alto diseño. Se los conocía como los Bluebirds, una tradición que comenzó cuando Malcolm nombró su primer vehículo después de ver una obra con el mismo nombre en 1910.
Había coches y barcos Bluebird, muchos vehículos y versiones diferentes que buscaban constantemente un mejor aerodinamismo e hidrodinamismo, así como una propulsión más eficaz. Los vehículos se diseñaron para mostrar lo mejor de las habilidades técnicas británicas.

Longines acompañó a los Campbell en sus aventuras. Primero con Malcolm, en particular cuando midió su récord de velocidad en el agua en 1937, 207,2 km/h, con un cronógrafo Longines en el lago Mayor. Y luego, al igual que su hijo Donald, los innumerables intentos de velocidad en Gran Bretaña, Estados Unidos y Australia.
Donald Campbell con el Bluebird CN7 en 1964, estableciendo el récord mundial de velocidad terrestre en el lago Eyre, Australia, de 648,7 km/h, cronometrado por Longines.
Donald Campbell.
1885
Malcolm nace en Chislehurst, al sudeste de Londres, Inglaterra.
1910
Malcolm comienza a correr con automóviles en Brooklands, Inglaterra.
1921
Malcolm tiene un hijo: Donald.
1924
Primer récord de velocidad en tierra de 235 km/h para Malcolm; le seguirían otros 12 récords mundiales en tierra y en agua.
1935
La primera persona en conducir un coche a más de 483 km/h.
1948
Después de la muerte de Malcolm, su hijo Donald decidió seguir los pasos de su padre. Estableció 8 récords de velocidad en tierra y en agua.
Sir Malcolm Campbell.
Graceful Bluebird, Coniston Water, Inglaterra, diciembre de 1966.
Summary