Skip to main navigation Skip to content

Vintage

Longines Ultra-Chron Diver (1968) Referencia 7970

CHF 3'250.00

YA NO ESTÁ DISPONIBLE

Este reloj ya se vendió. Busquemos nuestros otros relojes restaurados aquí.

Mantenimiento y revisión por el taller de Longines Heritage
Dimensiones:
41mm
Tipo de movimiento:
Automático
Color esfera:
Negro
Material:
Acero inoxidable

Disponible en

      Longines Longines Ultra-Chron Diver (1968) Automático Acero inoxidable Reloj - 7970
      Longines Longines Ultra-Chron Diver (1968) Automático Acero inoxidable Reloj - 7970

      ¿Por qué este reloj es excepcional?

      Primer reloj de buceo equipado con un movimiento de alta frecuencia (que oscila a 36 000 vibraciones/hora). Movimiento de alta precisión desarrollado y fabricado por Longines (cal. 431), garantizado con una precisión de un minuto al mes o dos segundos al día. Caja de acero inoxidable de 41 mm, resistente al agua hasta 200 m. Minutero rojo resaltado, bisel giratorio unidireccional con marcadores de minutos rojos y triángulo luminoso, segundero grande central que se mueve suavemente gracias al movimiento de alta frecuencia. La primera serie (ref.7970-1) comenzó a producirse en noviembre de 1967.

      En 1967, Longines diseñó una versión deportiva del Ultra-Chron: un reloj de buceo con un minutero rojo brillante, resistente al agua hasta 200 metros. A principios de 1968, era el primer reloj de buceo de alta frecuencia y, probablemente, el más preciso. Ultra-Chron corresponde a «Ultra-Chronometer», que significa que este reloj era más preciso que un cronómetro. Longines garantiza una precisión de un minuto al mes, que se transforma en dos segundos al día. El reloj en forma de tonel estaba equipado con un mecanismo de calendario y un bisel giratorio, que permitía a los buceadores determinar su tiempo de inmersión. Para poder leer la hora incluso en aguas turbias, los marcadores de la aguja de la esfera y el triángulo del bisel estaban rellenos de tritio.
      El Ultra-Chron fue el último reloj mecánico en la historia de la relojería en igualar la precisión del reloj electrónico (en ese momento con un movimiento de diapasón), pero con la ventaja de que no se necesitaba pila. Técnicamente, el Ultra-Chron se inspira en el Longines Observatory Chronometer, el calibre 360. Este reloj batió nuevos récords en términos de precisión (alrededor de una décima de segundo por día) y en 1959 estaba equipado con el primer movimiento de alta frecuencia del mundo para un reloj de pulsera, con una vibración de 36 000 vph. Longines cuenta con más de 100 años de experiencia trabajando con movimientos de alta frecuencia para el cronometraje oficial de eventos deportivos en todo el mundo.

      Acerca de la restauración

      La restauración realizada por Longines es llevada a cabo por nuestros expertos más cualificados, siguiendo más de diez pasos de manera meticulosa. Desde el diagnóstico hasta la etapa de prueba, descubra más sobre los servicios que se ofrecen en el taller de Longines.

      Ver más
      Acerca de la restauración Longines